Grooveshark ha muerto

Grooveshark fue uno de los primeros sitios de Internet en los que podías escuchar música. Y ahora ha muerto.

Su modelo de negocio consistía en dejar que sus usuarios compraran y vendieran música por 99 centavos de dólar, de los cuales 70 iban a las disqueras, 25 al usuario que vendió la canción y 4 a Grooveshark. El problema fue que permitía a sus usuarios subir música con derechos de autor y no todas las compañías discográficas aceptaron estos términos y comenzaron a demandarlos. De hecho, la app móvil fue incluso retirada de las tiendas de aplicaciones de Google, Apple y Facebook.

Después de una larga historia de demandas y quejas de discográficas, ayer Grooveshark anunció que por fin había resuelto sus diferencias con Universal Music Group, Sony Music Entertainment y Warner Music Group y debido a esto:

  1. Grooveshark debía morir inmediatamente.
  2. El servicio, su página de Internet, sus patentes y toda propiedad intelectual pasan a manos de las compañías discográficas.

El servicio de música fue encontrado culpable de infringir los derechos de autor de las compañías ya mencionadas y podía llegar a pagar hasta 736 millones de dolares en daños.

Si vistas la página hoy, lo único que podrás ver es un mensaje de disculpas / despedida y una re dirección a sitios con contenidos bajo licencia como Spotify y Rdio.

Ni hablar. Grooveshark fue el primer servicio de música en Internet que utilice en mi vida y la verdad, aunque me da nostalgia que termine de esta forma, estoy contento de que al menos terminaron los años de pelea contra las discográficas.



Show Comments