Skip to main content

Posts

Showing posts from August, 2012

Cuento corto I

—Claro –le respondí. Me encantaría tener un nombre especial. Me gustaría tener un nombre que la ciudad recuerde, uno que se escuche entre los callejones y en los corredores, uno que la gente de los rascacielos escuche; uno que diga que esta ciudad me ama tanto como yo a ella.

—¿Por qué?

—Porque es lo que más deseo, tener un lugar a donde pertenecer. Y que la ciudad me hable por mi nombre cuando yo ya no quiera volver y se escuche genial.

Alegorías de cristal y soledad

Esta noche estoy roto. Estoy despedazado y mis huesos de cristal, con cada crujido, me dicen que pare de caminar. Esta noche estoy solo. Durmiendo en la cama más grande, siendo la persona más pequeña; tan pequeño soy que mi sombra no quiere ni voltear. Esta noche soy yo y no lo soy, porque mi cuerpo se mantiene por los cimientos pero mi alma salió a volar. Y esta ciudad triste me enferma y mi alma, que vuela, quizá ya no quiera mi estructura corporal.