Skip to main content

Posts

Showing posts from March, 2013

Humanidad

Sentado desde una pequeña silla, dentro del más grande y nuevo edificio del lugar, me dedicaba a ver a los caminantes a través de las puertas de cristal. Quien diga lo contrario, me atrevo a decir, estará mal: a los seres humanos nos encanta divagar. Y este pequeño hombre, delgado, de cabello corto, puso su mirada en el edificio. Quería entrar. Yo estaba adentro y el estaba afuera, yo ya lo había logrado y el lo iba a intentar.

Frente a el estaba mi puerta de cristal. Empujo la puerta izquierda con el brazo. Estaba cerrada y no le permitió pasar. Dio unos cuantos pasos atrás. Empujo la misma puerta pero ahora con los dos brazos y más fuerza que antes. Estaba cerrada.

Dio unos pasos atrás, miro hacia arriba, contemplo el edificio. Miró hacia abajo y me miro un segundo, dio una vuelta y se fugó.

Me canse de mirar, guarde mis cosas, me levante y me dirigí a mi puerta. Me detuve frente a ella, empuje la puerta derecha y me salí a divagar.