Blog en tiempos de COVID-19

Que tal lector, buen dia. Viernes… por fin. Para mi, no se para ti.

Si te encuentras leyendo esto, tenemos de dos opciones:

  1. Estas leyendo esto durante el año 2020 y, por lo tanto, sabes que esta pasando.
  2. Estas leyendo esto despues del año 2020 y pues, haz oido los chismes pero no te toco de primer instancia.

Si estas dentro del primer grupo… Tss. Ni que decirte, bro. Pero, ¡pero!, si estas dentro del segundo grupo de lectores, te mando un saludo desde el inframundo. Ven, sientate, dejame te platico la historia del fin.

Lo malo del COVID-19

Estamos atravesando la peor crisis en la historia de la humanidad debido a una pandemia que fue, supuestamente, originada por un chinito que quiso disfrutar de la usual sopa de murcielago. Si, ya se. De esas sopas que se antojan los fines de semana, ¿no? Anywho, prosigamos. La instruccion a nivel global fue permanecer encerrado en casa hasta que pase el aumento exponencial de los contagios y/o se encuentre una cura. Van mas de 6 meses de encierro y todavia se rumora que estamos al menos a 9 meses de ver una vacuna efectiva contra el virus. Marzo, Abril, Mayo, Junio, Julio, Agosto y Septiembre. Ya estamos en Septiembre. Pero bueno, preguntame cuando me vuelvo a tocar la cara o cuando vuelvo a tocar a alguien. Nunca.

Y ha sido todo mi 2020. Estar encerrado en mi casa, no tocarme la cara, salir unicamente por comida al supermercado en horas no muy frecuentadas, no tocarme la cara, no olvidar el cubrebocas, usar guantes, no tocarme la cara, usar desinfectante, cuidar que nadie se me acerque y no tocarme la cara. Por cierto, tambien dejaron de vender alcohol – digase, cerveza – por algun tiempo, como si no bastara para volverse loco. Y con un caloron, que para que te cuento.

La verdad no ha sido facil y no se ve facil el futuro para la humanidad. Todos estamos desesperados por salir y tratar de tener una vida normal; creo que eso es lo que mas pesa y lo que esta haciendo que la gente no acate las medidas necesarias. Estamos acostumbrados a hacer lo que queramos hacer y somos tan egoistas que no estamos dispuestos a ceder nuestras comodidades por un fin humanitario. Pero hay quienes ponemos nuestro granito en la medida necesario y esas personas son las MVP.

Lo bueno del COVID-19

Ahora, no todo ha sido malo. Creo. Al menos, asi trato de verlo.

Por mi parte, quiero agradecer el apoyo que la compañia en la que trabajo ha mostrado hacia sus empleados. Si alguien importante de mi trabajo llega a leer esto, quiero que sepas que te agradezco todas las medidas de prevencion que tomaron, el manejo de la situacion con tus empleados “rebeldes” y la transparencia con la que compartias la informacion disponible. No creo que haya otro lugar donde hayan hecho las cosas mejor. Cuestion de dias y ya tenian medidas de ingenieria para la prevencion de contagios y se discutian movimientos en las lineas de produccion para incrementar la distancia entre sus usuarios. Me enviaron a mi casa para protegerme aun y cuando yo no era poblacion vulnerable y me dieron todas las herramientas necesarias para realizar mi trabajo desde mi hogar. Gracias.

Por mi entorno, todo esta bien. Tengo una familia fuerte que se ha mantenido bajo encierro y que no comparte noticias inflamatorias de la situacion, estamos mas en comunicacion y las videollamadas se hicieron muy frecuentes al principio del encierro. Tengo amigos que me compartian memes casi a diario y me contestaban los mensajes rapido, aunque fuera para hablar de cualquier cosa. Les agradezco igualmente que se hayan tomado tan en serio la situacion, que acataran las recomendaciones y poder contar con ustedes.

En cuanto a mi persona, no me siento tan afectado fisica ni psicologicamente. He bajado algunos kilos, he ahorrado algunos centavos pues no tengo donde gastarlos y he disfrutado la mayor parte de los dias – nunca falta el dia de crisis existen, eso si. Oye, estoy trabajando desde casa… seguro entiendes que hace algun tiempo los pantalones se volvieron cosa del pasado y sinceramente hay que sacarle provecho porque nunca, posiblemente nunca, podamos tener esta libertad nuevamente. He tenido tambien el beneficio de enfocarme en cosas que he querido hacer y que no tenia tiempo, como este blog y jugar videojuegos, acabar algunas series, ver y volver a ver algunos animes. ¿Que mas puedes pedir? Y las cosas se estan dando para hacer mejor mi futuro, con o sin COVID-19 a la vista.

Ilustracion de alguien sentado en un sillon
Imagen cortesia de unDraw

Les escribo esto, desde la comodidad de mi sillon, donde se ve complicado el futuro pero no es todo malo. Y asi hay que mantenernos… Un poquito optimistas. Si hay algo que 2020 nos ha demostrado es que no estabamos listos para todo – ¿recuerdan la crisis del papel de baño? – y que a pesar de todo podemos ser un poquito mejores, un poquito mas nobles, necesitamos un poquito menos de lo que creemos y somos mas fuertes de lo que pensamos.

Ahora si, agarrense porque ahi vienen los zombies.

Escrito en Septiembre 11, 2020